pet tc.rm.jpg

PET-TC
PET-TC-RM

En la práctica clínica, la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) junto a la TC se define como la mejor herramienta para la detección precoz de tumores y la planificación del tratamiento oncológico, ayudando a reducir el número de biopsias innecesarias e incluso algunas cirugías.

A través de este estudio se puede identificar si existe o no un tumor, si es benigno o maligno, dónde está localizado, su extensión y si hay metástasis.

Estos nuevos procedimientos han emergido como uno de los instrumentos más poderosos para detectar tumores ocultos, conocer la fase de la enfermedad y predecir la real naturaleza de las masas residuales que son muy difíciles de evaluar con otras técnicas de imagen.

Aplicaciones en oncología:

-       Favorece el diagnóstico precoz y el seguimiento de la enfermedad. 

-       Permite observar los cambios moleculares y funcionales que pudieran preceder las alteraciones morfológicas.

-       Se obtiene la correlación anatomo-funcional al combinar PET con TC en un solo estudio rápido y no invasivo.

-       Obtiene información de tumor viable en pacientes multi-tratados con radioterapia.

-       Permite diferenciar fibrosis contra tumor viable.

-       Favorece la localización de un tumor en sospecha de recaída por elevación de marcadores tumorales.

-       Facilita la modificación de esquemas terapéuticos ante la falta de respuesta después de dos ciclos de quimioterapia.

-       En presencia de nódulo pulmonar solitario (NPS) evita biopsias innecesarias.

-       Valora la actividad tumoral en lesiones mamarias en pacientes con prótesis.

-       Identifica actividad tumoral en lesiones óseas líticas.

-       Es una herramienta útil para la planeación de la radioterapia de acuerdo al índice metabólico de una lesión.

Estudios PET-TC que se realizan en IMAXE

- PET-TC corporal total con 18F-FDG

- PET-TC corporal total con 18F-Colina

- PET-TC corporal total con 18F DOPA

- PET-TC corporal total con 18F NAF

- PET-TC corporal total con 18F FLT

- PET-TC corporal total con 68 Galio DOTA-TATE

- PET-TC corporal total con 68 Galio-PSMA

Radiofármacos

El PET utiliza pequeñas cantidades de materiales radioactivos denominados radiofármacos.

Son moléculas unidas, o "marcadas" con una pequeña cantidad de material radioactivo. Se acumulan en los tumores o en regiones con inflamación. También se las puede acoplar a proteínas específicas del cuerpo. La más utilizada en la práctica clínica es la  fluorodesoxiglucosa F-18 (FDG), una molécula similar a la glucosa. Las células cancerosas son metabólicamente más activas y pueden absorber glucosa a una tasa más alta. 

Radiofármacos PET-TC utilizados en la práctica clínica

PET-TC-RM

En IMAXE se trabaja la fusión de PET-TC y RM a partir de un software especializado, interpretando en principio las imágenes por separado, en los cortes axial, sagital y coronal, para obtener en segunda instancia las imágenes metabólicas captadas in vivo por el PET.

En tumores del SNC, el PET-TC combinado con la RM provee mayor información respecto de la presencia (o no) de células neoplásicas, comparativamente con la perfusión con RM. Esto genera resultados más confiables, que permiten un tratamiento más adecuado para el paciente, y por consiguiente, mejores resultados terapéuticos.

La fusión de imágenes PET-TC-RM es de mucha utilidad y juega un papel concluyente no sólo en el diagnóstico, sino también en el seguimiento de los pacientes, permitiendo a los especialistas profundizar en estudios neurológicos como el Alzheimer, Parkinson, epilepsia, depresión o esquiozofrenia. Puede también mejorar el tratamiento de los pacientes con ACV, ya que se puede localizar el tejido fino salvable del cerebro.

IMÁGENES EN ONCOLOGÍA